mis zapatos de charol

Rick´s café.casablanca 07

Gus."bar piscis"Playa gandia.07

Berlín.febrero.07

Bajo el sol de marruecos.nov 07

mis piernas 02

Madrid.Enero 08.

LA ULTIMA ARRUGA.26 de febrero 08

Nunca he tenido miedo a mi propia muerte, es la muerte de un ser querido lo que me me asusta, me estremece, puro egoismo!. En realidad esta reflexión me llega a la cabeza al recordar que hubo un tiempo en el que deseé morir joven, o relativamente joven, la vejez me asustaba tanto que prefería la muerte. No es que relacionara la vejez con la absurda pérdida de la belleza, porque la vejez se transforma en una hermosura loca y abstracta, tampoco temo el deterioro del cuerpo, es la soledad lo que me aterra, la pérdida irremediable de la mente, de la cordura, de la capacidad de elegir. La desaparición parcial o total del recuerdo, de la ilusión.No saber quién soy o quién fuí. Todo lo que fuimos, todas las pasiones, todos los sueños vividos, todo, absolutamente todo, enterrado como precedente, adelantándose a nuestro propio cuerpo, hueso, piel y pellejo.
Ha sido hoy, una vez mas, ese triste momento en el que he contenido la respiración al observar,en el banco de un parque, con bastón y zapatillas de cuadros de andar por casa, la soledad.Un hombre cualquiera, con una vida cualquiera y un pasado cualquiera, mirando sin mirar nada.En absoluto silencio, cabizbajo, pensativo,solo, completamente solo. Los ojos vidrioso,húmedos e incoloros, ojos de anciano, como si una película gelatinosa y opaca fuera cerrando poco a poco el telón de su representación, cerrando las ventanas de su vida, la luz que un dia brilló libre...Cada arruga un sentimiento vivido, una huella en el alma...Ante los aplausos del público imaginario el anciano da las gracia sin recordar su papel,se acaba la función, y en zapatillas de cuadros de andar por casa vuelve sobre sus pasos aprendidos de memoria para contar a alguna vecina el exito de su vida, aunque nadie le crea, aunque a nadie le importe...

Desde la cuerda floja...

La primera vez que él le invitó a cruzar ella tenía miedo.Nunca le gustó la altura,le producía mareo,se sentía tentada a lanzarse al vacio,a volar,a cerrar los ojos y dejarse caer con la fuerza del viento azotando su cuerpo pequeño,pero él la miró y ella quiso estar a su lado para siempre.Empezó despacio,un paso detrás de otro,primero el pie derecho,luego el izquierdo.El corazón alterado,la excitación le enrojecia las mejillas.El miraba de vez en cuando,sonreía,rozaba su mano...y era suficiente,para ella lo era...
A veces él caminaba mas rápido,con los brazos en cruz y ella le observaba en silencio manteniendo la respiración,observaba su espalda,su cabello rizado,sus hombros,el arqueo de sus piernas,sus pies de formas extrañas y sentía que el corazón le daba un saltito.En ocasiones ella se sentía cansada y lloraba,le dolían los pies,le sangraban,le costaba mantener el equilibrio sobre esa cuerda de metal que le hacía daño.Cada paso era una herida,un nuevo dolor...pero no quería abandonar,no quería dejarle solo,no quería perder su rastro...A veces él también se cansaba,se colocaba sobre un sólo pie mirando al vacío...ella no se movía por miedo a que un simple balanceo le produjese la caída mortal.Un día él comenzó a caminar más deprisa de lo habitual,con paso firme y seguro de si mismo, sin apenas mirar atrás.Ella se sintió confusa perdida en mitad del camino,sin saber hacía donde ir...Le llamó primero con susurros,después levantando la voz,pero él no contestó.Ella intentaba no mirar al vacío,cerrar los ojos y no ver-me esperará al otro lado-se repetía una y otra vez...él llegó al otro lado, soltó un suspiro de alivio y no volvió a mirarla jamás...alguien le abrazó,le secó la frente y le dio de beber.Ella sintio un dolor en el pecho y le temblaron las rodillas.Una lágrima seguida de otra en medio de la nada estrellándose contra el suelo sin red,un paso corto,un resbalón...Perdió el equilibrio y se precipitó al vacio.Sin saber como,en un último esfuerzo, logró sostenerse con una sola mano.-Ayúdame-le grito,pero él no podía oirla,no podía verla...Le vio sonriendo por última vez a una sonrisa que no era la suya,mirando a unos ojos que no eran los suyos...Soltó primero un dedo,luego otro...y voló como siempre había soñado,cerró los ojos y la fuerza del viento azotó su cuerpo pequeño...

MIL PEDAZOS DE MI CORAZÓN...

...volaron por toda la habitación,fuí a meter un trozo dentro de su bota para que le duela si se va con otra.C.Rosenvinge.Me encanta esta canción,la he oido millones de veces desde principios de los noventa,me acompañaba en mi viejo opel corsa,la cantaba a grito pelao con todo el sentimiento del mundo...hoy cuando me he levantado la he sentido como mia,como si la hubiese escrito yo misma,aunque a mi no me ha dado tiempo a meter ningún trocito dentro de su bota...camina libre de dolor...
He ido a urgencias,a que me dieran unos puntitos en el corazón por donde se salía todo mi "yo" sin poder hacer nada,una herida profunda de tres dedos de ancho...-me muero-he pensado y allí me he plantao.
-hola buenas,vengo a que me curen el corazón-La señora me ha mirado extrañada.-es que me lo han roto,sabe?y yo no sé como arreglarlo,no ve?tres dedos de ancho,me estoy desangrando por minutos y tengo que ir a trabajar-
-mire señorita,esas chuminadas no las cubre la seguridad social-
perdone?-le he respondido-pues eso,que tendrás que ir a un especialista-sí pero,es que me estoy desangrando,no ve usted la herida-ni veo,ni dejo de ver,eso nos ha pasao a todos,o que se cree usted,que tiene la exclusiva o qué?-oiga,no se me ponga así que estoy sensible y tengo prisa,deme unos puntos o algo,no sé unas pastillitas para dormir hasta el año que viene-déjese de tonterias y arreando que es gerundio y hay muchas cosas que hacer-pero es que estoy enferma-siguienteeee!-Y la muy zorra me ha dejao con un palmo de narices y la camisa empapada en sangre,vamos que una se muere de amor y no le hace caso nadie.-Nena guapa ven aquí-me dice una vieja,-que te pasa que te veo tan alterada-pues mire usted,le digo con los mocos colgando y los ojos llenos de lágrimas-que me han roto el corazón y no me dan nada-ay hija mía...que poco sabes de la vida-poco?pero si voy camino de los 35-respondo entre sollozo y sollozo-el desamor lo cura el tiempo,que todo lo calma,que lo apacigua y pone las cosas en su sitio,que me lo digan a mi,anda que yo no lloré por amor,el gran amor de mi vida-y qué le pasó?-pués nada hija que se enamoró de otra mujer y aquel día yo perdí no sólo un amor,perdí la ilusión,mi sueño se desvaneció,pero pasaron los años,viajé,conocí a otros hombres,dediqué el tiempo a otras cosas y poco a poco una mañana me levanté y no recordaba su cara-Y ahora?recuerda usted su cara?-sí,la recuerdo como el primer día.-Cerré los ojos por un momento para saber si yo recordaba realmente su rostro y lo recordaba a la perfección.Cuando los abrí,la señora habia desaparecido.Miré a mi alrededor y nada,sólo una pareja sentada mirandome con asombro.-disculpad,sabeis a donde ha ido la señora que estaba hablando conmigo?-Los dos se miran boquiabiertos.-no habia nadie-dice la mujer con un hilo de voz-sí,una señora mayor con un moño,muy coqueta de labios rojos y un abrigo negro-No había nadie-me repite el marido,-pero no lo entiendo...-estabas hablando sola,te encuentras bien?-me dice la mujer-sí,creo que sí-.Salgo de allí confusa,pero antes de llegar a la puerta me encuentro un papel en el suelo que me resulta familiar,lo recojo y no lo abro hasta que no estoy en la calle.El corazón me late con fuerza,es una servilleta arrugada y amarillenta,la abro despacio casi sin respiración y la reconozco en el momento,doy un respingo,me sudan las manos...es mi retrato con una fecha y lo recuerdo,recuerdo ese dia en un pueblecito de valencia,recuerdo que él me retrató...Busco con manos torpes y temblorosas en mi cartera-tengo esa servilleta,es mia,la tenia en mi cartera-me digo.La busco con desesperación y no la encuentro...Como ha llegado esto hasta aquí,quién era esa mujer?...y entonces lo entiendo todo...esa mujer soy yo.

Fotos

MIS FOTOS:

Todos tenemos un momento guardado en la memoria;Una foto que nunca se pudo hacer,que no era necesaria pero que está ahi recordandonos a quien creiamos tener olvidado o a quien quisimos un dia olvidar...todos tenemos una foto perdida en un rincón del corazón,que nos hace reir,nos hace llorar,emocionarnos y sentir...sentir que el tiempo pasa y aun quedan momentos por fotografiar...
Nuria.

2007/06/26